V Carrera MTB “Bomberos del Levante Almeriense”

Después de lo vivido en la edición de 2012 …. no podía faltar a la de este 2013. Esta vez los chanateros éramos más numerosos, aunque nos hemos dado cuenta cuando hemos ido a recoger los dorsales ….. Por un lado, el “Clan de los Vicarios” (qué máquinas … y qué picnic se han preparado después !!!!), por otro lado el amigo “Tejure” Salmerón, por otro lado el sucesor del YayoEl Pelusa, que ya se empieza a caer por esos montes al igual que su predecesor, y finalmente …. vaya “tres patas pa un banco” !!!!! Roger, Juan Marchal “Bombero” (como Pedro por su casa) y el que suscribe … Husky.

Increíble el ambiente, tres parkings de coches diferentes, y todos “a reventar”, 800 bicicletas, más de 1000 personas por allí “rulando” … y una salida de locos !!!!! Como siempre, yo me voy a salir el último …. porque a mi es lo que me motiva …. saliendo el último, o abandono … o voy adelantando gente !!!!

Salimos con la puntualidad de los ingleses (10:30:00 hora Zulú) y con la organización y “pillería” española …. gente colándose por los laterales del arco de salida y demás “trampillas” …. pero tranquilidad, que a los pocos kilómetros, como en ediciones anteriores, nos llega un “rampón” tipo Peñon de Bernal … pero en tierra y sin hormigonar …. Su “puta madre” …. y yo adelantando gente cuesta arriba … Me paso media cuesta dándole gritos al Pelusa (al único que he visto durante la prueba) para que no se quede …. Finalmente, y con tanta gente por medio, hecho pie a tierra a 500 metros de acabar la cuesta …. voy bien (qué raro).

Una vez coronado este “puto puerto” me preparo para la bajada. Primera bajada “complicá” para el nivel que tengo yo … y a 100 metros de acabar, me tengo que parar porque justo delante mía, un chaval se da “una hostia del quince” … Ufff, me acojono. Lo veo salir volando por encima de la bici y caer al suelo con el único apoyo del pecho. Vaya costalá !!!! Se queda sin respiración el hombre, me paro, me siento y le hago que se tumbe sobre mis piernas “boca arriba”, para que se le abran los pulmones, otro compañero se para y nos vamos turnando hasta que llega el “probetico” socorrista, que viene corriendo cargado con la mochila desde 150 metros antes, cuesta arriba … llega el hombre que lo primero que le digo es si quiere que le hagamos alguna maniobra de recuperación, porque llega “listo de papeles” …. Total, gracias a Dios, el accidentado no ha perdido la consciencia en ningún momento, así que lo dejo en manos del socorrista y de uno de los bomberos de la organización que pasaba por allí, y sigo.

La prueba transcurre ahora entre pistas, alguna vereda de las que tanto disfruta el Bombero “Marchales” y alguna rampa “empiná” de asfalto. Para mi sorpresa, sigo adelantando gente sin parar … y en una de esas vuelvo a pasar al Pelusa, que aprovechando mi parón de ayuda, me había adelantado ….. Lo espoleo para que me coja rueda y me siga …. pero como es igual de cabezota que su predecesor, pues no me hace ni puto caso, así que lo vuelvo a perder …..

La prueba transcurre ahora por unos senderos “chulísimos” donde muchas veces es imposible adelantar o que te adelanten …. pero qué cojones … ¿quien coño quiere adelantar con las vistas y los paisajes tan guapos que tenemos? Unas vistas, que por muchas fotos que ponga y mucho que os cuente  …. hay que estar ahí y vivirlo para poder disfrutarlo.

Sigo a un ritmo más que decente para lo que soy yo (es decir, no tengo que andar ni un paso …. todo el rato montado sobre la bici … que nivel !!!) y tras una bajada por una pista marcada como peligrosa llego al kilómetro 20, donde se encuentra el avituallamiento. Me paro, como un trozo de plátano, bebo un vaso de agua … y andando de nuevo.

Ahora entramos en una zona de “falso llano” con constantes subidas y bajadas, cortas pero intensas. Paso por donde el año pasado el Yayo se “esparramó” … y hago el amago de pararme a echar un rezo y poner unas flores …. pero pienso lo que pienso y me digo … “anda y que le den por …., bueno mejor no, que ahora que tiene un ‘bujero’ nuevo, lo mismo le gusta !!!!”. Sigo mi camino, disfrutando del paisaje, y aunque parezca increíble, sigo adelantando a más gente !!!! Y de repente … zas, otro chaval que se da un batacazo jodido. Este, en una bajada, en plena curva sale volando de la bici y se lleva un costalazo en la pierna de apoyo … un poco de sangre, una cojera notable, pero consigo que eche a andar hasta dejarlo junto a un miembro de Protección Civil que había a unos 300 metros del lugar (después me entero que al final el chaval decidió seguir … señal de que no fue tan grave la cosa)

Quedan menos de 6 kilómetros y …. sorpresa !!!!! Nos meten en una rambla con más arena que la playa de La Romanilla … las bicis se hundían, la gente iba andando …. pero, como ya he dicho alguna vez ….  BENDITA 29″ CON SUS CUBIERTAS DE 2,25″ !!!! Encuentro mi cadencia perfecta (madre mía, me estoy asustando de ver como escribo … que “trécnico”, por Dios!!!) y la arena me parece una autopista. Me alcanza el amigo José Luis, de Rueda Ancha, que me dice que tire, que no me quede … y le hago tanto caso, me pongo a tirar a una media de 24-25 km/h, y cuando me doy la vuelta para preguntarle como va …. no está … ya no lo veo más en la carrera.

Total, que sigo por la rambla pasando gente, y finalmente llego a la meta con un tiempo de 3:01:46, 35 minutos menos que en la edición del año pasado …. Para mi, haber mejorado mi marca me alegra, pero no me obsesiona. De lo que estoy realmente orgulloso es de haber ido muy “cómodo” toda la ruta, de haberme parado a ayudar a los compañeros caídos, parar a preguntar un par de veces a otros con averías si necesitaban ayuda, e incluso bromear con los miembros de la organización sobre las cuestas y las bajadas.

En la meta, como siempre, esperando el fiera de Roger … Nos vamos al coche, dejamos la bici, me cambio y nos vamos a la comida. Allí nos espera el Bombero que ha aprovechado para ducharse y ponerse guapo …. qué menos que eso para servirnos las cervezas a los Chanateros y allegados (se nos pegaron unos cuántos de Ucromar … güena gente, si señor !!!). El arroz, como el año pasado … noooooo, mejor todavía, y eso que estábamos más de 800 criaturas para comer. Cerveza y paella para todos y sin falta, hasta se repite ….

En definitiva, gran ambiente, una organización increíble y una compañía espectacular. A esta organización se le presenta cada año un reto superior … a ver como son capaces de llegar hasta este nivel el año que viene.

A la vuelta nos venimos sin tomar café, y claro, a algunos el exceso de paella y cerveza les pasa factura …. pero al llegar a Roquetas, el Bombero nos lía a Roger y a mí, y acabamos tomando café con pasteles en Las Delicias …. que lujazo, por Dios !!!!

Bueno, lo dicho. Gran día, en un gran sitio, con una gran Organización …. pero que no podría haber sido así si no hubiese estado rodeado de compañeros como vosotros !!!!!

Album Turre 2013