Aquí no sale nadie

La Envía GolfMiércoles, 14 de noviembre de 2012. 16 horas. Tras un par de semanas, el tiempo da una tregua. Pero claro, es un día “entre semana”. No sale nadie.

El eterno dilema de los que somos “aficionados” a la bici. Nos vemos de domingo en domingo, y siempre decimos lo mismo: “…. no, estoy flojo, si no he salido desde el domingo pasado, no tiréis mucho que me descuelgo ….“.

Mira que nos gusta “mentir” sobre nuestras salidas entre semana … y yo el primero. Bueno, pues esta tarde, el amigo Roger me llama y salimos a las 4 de la tarde. Dirección: Felix (ida y vuelta).

A los 2 kilómetros de empezar, nos encontramos al primero, Fernando …. Como siempre, el típico comentario: “¿Dónde váis? A Felix, madre mía … no, yo estoy flojo, me dieron el otro día tirones, voy sólo hasta el cruce …. os acompaño un poco pero yo me quedo …”. Y un “güevo”, primo Fernando …. Si a medio camino me has dejado como una colilla …. menos mal que no estás fuerte … Eres un máquina, tío !!!!!.

Parada del PastorA media subida, venía bajando como un tiro el increíble “Super Emilio“, pero que conste que aquí no sale nadie entre semana !!! jajajaja !!!! Por cierto, estas fotos son suyas … gracias, Emilio.

Bueno, no me enrollo más. En el cruce (foto de la izquierda) se ha quedado el amigo Fernando que se ha vuelto para Roquetas. Roger y yo hemos subido hasta Felix, donde nos hemos ido encontrando a más y más gente, pero aquí no sale nadie entre semana !!!!!

Qué alegría da poder salir entre semana, y más alegría da ver gente que puede salir entre semana. El miércoles que viene, espero poder salir otra vez ….. pero no se lo digáis a nadie …. porque aquí no sale nadie !!!!!!

Los 101 de Ronda

Sólo llevo 2 ediciones, ya van dos años seguidos, y parece que fue ayer. Pocos serán los que estando metidos en el mundo del deporte de la MTB no hayan oído hablar alguna vez de los 101 Km. de Ronda organizados por el 4º Tercio de la Legión de Ronda.

Todo lo que yo os puedo contar se quedaría “en pañales” con respecto a lo que allí sucede cada segundo fin de semana de mayo de cada año. Cualquier cosa que intentéis imaginar estaría a “años luz” de la realidad.

Ya de por si es difícil de creer cuando te dicen que más de 7.000 “locos” se juntan en una prueba … mejor dicho, en un reto “personal” para hacer 101 kilómetros en bici de montaña, andando, corriendo, en solitario o por equipos con un tiempo límite de 24 horas o 12 según la modalidad…. pero es cierto.

Ya es difícil pensar que sin conocer a nadie te sientes rodeado de miles de “hermanos y compañeros” de aventura que no dudarán en pararse a ayudarte si lo necesitas … y hoy en día, como está nuestra sociedad es algo “raro de ver” … en Ronda, la Legión Española lo ha conseguido …. y ya van 15 años.

Ya es difícil de creer que vas por el campo con 7.000 “locos” y tienes esos momentos de “soledad” en una ruta que te dan para pensar en muchas cosas, para reflexionar, para darte cuenta de las cosas importantes de la vida y no “difuminarte” en las “memeces” de la vida diaria … pues esos momentos en los 101 de Ronda, rodeado de 7.000 “locos” … existen.

Ya es difícil pensar que vas a llegar a un sitio donde apenas conoces a nadie, donde hay miles y miles de personas que no has visto en tu vida y no sabes si alguna vez los volverás a ver, y te encuentras como en casa …. pues pasa, y a mi me ha pasado, yo he ido a los 101 de Ronda con mis hermanos Chanateros y he vuelto con más hermanos de ruta, he sido recibido como uno más por un grupo al que me enorgullece llamar también mis hermanos, los Últimos Susmuráis …. y doy fe de ello.

Ya es difícil de creer que tras 7,8, 10 u 12 horas en lo alto de una bici de montaña, dando “tumbos” por esa increíble serranía de Ronda con sus continuas subidas y bajadas, con sus pueblos de ensueño, con sus gentes volcadas con todos los participantes como si les fuese la vida en ello, llegues a la meta y te abraces entre sollozos y “lagrimones” con un tío al que no conoces de nada, al que posiblemente no vuelvas a ver en tu vida … y parece que os habéis “criao” juntos desde “chiquiticos” …. y sin embargo, sucede … y yo soy testigo de ello …

Y ya es difícil creer que un cuerpo de élite del ejercito español se “acerque” de un forma tan real y bella a los civiles, mostrando su “buen hacer“, su preparación “pa lo que haga falta“, su “espíritu legionario” …. para que esos 7.000 locos y las familias que arrastran a Ronda ese fin de semana se sientan como en casa, vivan y respiren el ambiente de hermandad y familia y, sobre todo, disfruten del deporte con honor, amor y diversión … y no obstante, y a pesar de los tiempos que corren, lo hacen posible … y yo soy testigo de ello, entre otros muchos “locos”.

No se el tiempo que me queda de disfrutar de momentos como estos que aquí os cuento, pero mientras mi cuerpo y mi mente me lo permitan, este que suscribe, hará todo lo posible para cada segundo fin de semana de mayo de cada año, y mientras La Legión Española lo siga organizando, iré hasta Ronda con mis hermanos Chanateros, para al menos una vez al año ver a mis hermanos Susmuráis y al resto de locos que ese fin de semana “pululan” por Ronda.

Gracias por todo lo que me habéis dado … y por todo lo que queda por recoger !!!!

Ese “sufrimiento razonable”

Ya han pasado más de 2 años desde que me dio por esta bendita locura, he hecho unas cuantas rutas, he asistido a unas pocas pruebas de MTB, he ayudado y colaborado con alguna que otra, pero es en días como hoy cuando me viene a la cabeza una frase que llevo grabada a fuego.

En este mundillo, y al nivel en el que yo estoy, os tengo que confesar que siempre he recogido y recibido consejos buenos y útiles de los compañeros de rutas, nunca ha habido un mal consejo, siempre se trata de ayudar a los demás a que vaya mejor, a que no lo pasen mal, a que disfruten.

Pues bien, esta mañana hacía un día de aquellos que se dice …. “de perros” (fijaos en la foto). Estaba decidido a quedarme en casa, pero el amigo Roger me ha sacado de casa y hemos tirado para Felix. Una hora y media de subir, con un clima “fresquito”, pero sin frío, con amenaza de lluvia constante, pero sin caer apenas agua; unas pequeñas gotas durante muy poco tiempo. De Felix para arriba unas nubes negras con amenaza de tormenta que nos han hecho decidir que esta mañana de sábado era para eso, para ir a Felix y punto. Luego, lo mejor: un café con una gran tostada, la llegada de otros dos locos de la bici, el amigo Viciana y un amiguete suyo (Enrique). Una charla amena en el “Jaime” rematada con un “chupito de anís dulce” para bajar “tan agustito” !!! En definitiva, una mañana de compañerismo y buenos amigos, una mañana de disfrutar de la naturaleza, de la bici de montaña y de los amigos.

Y todo este “rollo” que os he soltado …. ¿para qué?. Bueno, pues retomo el hilo. En mis principios de la bici, el buen amigo y mejor compañero “Jaur” me dijo una frase subiendo a la Chanata que se me ha quedado grabada: “Husky, en la bici, nosotros que ya hemos ganado todos los trofeos que teníamos que ganar, tenemos que buscar el disfrute siempre con un SUFRIMIENTO RAZONABLE”

Y cada día lo tengo más claro, es la filosofía que yo personalmente he escogido para vivir esto de la MTB, bici de montaña, “mountain bike” o como se quiera llamar. En la bici hay que saber sufrir, pero no un sufrimiento que te lleve a perder la salud por tanto “apretar” o por querer ir a “más de lo que se puede” … A mi me gusta llegar a casa y contarle a la familia donde he ido, qué he visto, con quien he ido ….

Hoy en día, con el “auge de la bici” veo cada vez que salgo gente en bici, y cada día más, a personas que se toman esto con una filosofía que respeto, pero que ni entiendo ni comparto. Yo salgo con los que considero mis “hermanos de bici“, disfruto con ellos y con más gente, pero nunca digo si yo estoy más fuerte que tú, o si no lo estoy pienso que tengo que entrenar más para ganarte; y eso es lo que veo muchas veces cuando salgo con mi bici. Lo respeto en los demás, ni lo entiendo ni lo comparto.

Como dice uno de mis muchos “hermanos”, Jaur ….. SUFRIMIENTO RAZONABLE …

El principio de todo …

El principio de todoComo todo en esta vida, mi afición con la bici también tiene su fecha de inicio. Ya era yo un tío “más que maduro” cuando comencé con esta afición. Toda la vida haciendo deporte a nivel aficionado (“amateur” que dirían los técnicos de la materia) y jamás se me pasó por la memoria esto de la bici.

Durante muchos años, mi “santa” esposa me decía que cogiésemos la bici y nos diésemos un paseo por la playa … y mi respuesta siempre era la misma …. “las bicis son cosa de mariquitas” … ahora me estoy comiendo esas palabras día tras día …

Bueno, ya había saltado la barreras de los 30 años, tenía los 40 cumplidos cuando el amigo Roger me invitó a salir con un grupo de “locos” …. Yo apenas le daba a la bici, estaba pasados los 100 kilos y pensaba que era una tontería pasajera … que equivocación más grande !!!!!

El principio de todoDesde ese día, mi afición por el mundo de la bici, y más concretamente por la Bici de Montaña (MTB) ha ido creciendo, y he ido dando con gente a la que no me arrepiento de poder llamar familia. Como en todos sitios, te encuentras con gente a la que evitas a toda costa, pero esos inconvenientes se ven borrados de un plumazo por las recompensas de conocer gente a la que llamas con gusto “tus hermanos” … porque como un amigo me dijo un día, los hermanos son de dos tipos, los que te vienen impuestos por la familia y los que te da la vida …. y estos últimos son increíbles.

Bueno, no me enrollo más, que esto es sólo “el principio de todo …. “.

En este blog intentaré ir plasmando mis salidas e historias con la bici. Espero que os guste ….