Vivir y entrenar junto al desierto ….

Ocho de febrero de dos mil quince. Cinco «locos» que hoy decidimos salir de paseo. Mira que llevo más de una semana advirtiendo que hoy pisábamos nieve. Pues nada, que no se lo creen !!!!!!

A las 7:30 de la mañana dejamos el coche en el cruce de Felix. La idea es subir por veredas hasta Felix, para seguir por la vereda de «Las Viñas» hasta lo más alto y dejarnos caer por el Marchal de Antón López, y desde allí bajar por la carretera hasta el cruce de Felix, donde hemos dejado el coche.

Al bajar del coche es noche cerrada. Apenas te ves tu propia mano puesta delante de tu cara … Menos mal que no le hice caso a Roger y si me traje el foco que quiero llevar a los 101 de Ronda !!!!! 1800 lúmenes !!! Nos han visto durante 45 minutos desde la Estación Internacional de la NASA y al Agencia Europea del Espacio !!!!

Comenzamos a subir muy animados por la «vereda de los caballos» …. y cuando estamos a punto de coronar, a unos 750 metros sobre el nivel del mar comienza una lluvia extraña … muy extraña. Estamos a 12 kilómetros de la costa … y al agua de lluvia le cuesta mucho llegar al suelo … es tan ligera que flota …. no es agua …. es nieve !!!!!! Entramos en Felix sobre las 8:30 de la mañana y nos está cayendo un «nevazo» del copón !!!!!! ¿Quien fue el que dijo que en Almería sólo hay sol y calor????

Nos paramos para beber un poco de agua de la fuente … que «güena» que está !!!! y abrigarnos, y comenzamos el tramo más duro que yo haya podido hacer hasta ahora caminando …. tres kilómetros «infernales» sin parar de nevar !!!! Si ya es duro hacerlo en bici o caminando, pues cayendo una nevada y con la nieve casi hasta las rodillas …. ni os cuento !!!! Pero esta dureza no hace más que darnos alas para seguir subiendo. Los paisajes son de cine, la montaña nos muestra toda su belleza, no podemos parar de hacer fotos y de recrearnos en su belleza.

No obstante, y como ya llevamos años en la montaña, en bici, pero en la montaña, conocemos también su hechizo …. Te embelesa, te hechiza y si te descuidas te atrapa y te engulle sin piedad. Tras ocho kilómetros llegamos al punto más delicado de nuestra ruta; al final de la vereda de la viñas. Tenemos que decidir sin subir 100 metros más e intentar el descenso al Marchal por una vereda, que en circunstancias normales es intransitable en bici y complicada andando; o volvernos por la pista de la Chanata hasta Felix.

El tiempo en la cumbre, en la Chanata no pinta bien. Nubes negras. No hace frío Estamos muy animados, y por suerte también muy lúcidos. Hay tantos días como estrellas, así que optamos por comenzar una espectacular bajada por una pista forestal de más de cuatro metros de ancha hacia Felix. No se ve ni un mínimo trozo de tierra. Es todo blanco. La nieve totalmente virgen nos rodea. Vamos pisando nieve virgen por toda la pista. Nos cubre casi hasta la rodilla, aunque por la subida de la vereda de las viñas nos ha cubierto mucho más, pero por aquí, al ser menos técnica podemos ir viendo y disfrutando de todo el paisaje.

Este tramo nos sirve, al menos para mi, para desconectar del «puto» mundo que nos rodea a diario con sus problemas, falsedades y miserias. No te da tiempo a pensar en nada, porque todos tus sentidos van abiertos, surtiéndose de los que la montaña te muestra y te ofrece. Poco antes de llegar al famoso «quitamiedos», aparecen algunos compañeros de Chanata Bike en sus bicis, que quieren intentar subir más, pero la nieve se lo impide, por lo que dan media vuelta.

Nosotros seguimos bajando, y a la altura del aljibe de Felix, la nieve comienza a desaparecer dando paso al típico barrizal, por lo que optamos por desviarnos por el camino de los corrales altos de Felix, para callejeando por las gélidas calles del pueblo llegar hasta nuestro punto chanatero de avituallamiento en Felix, el siempre fiel «Bar Jaime».

Al entrar por la puerta, la cara de los quince chanateros que están allí es de «alucine». Aunque algunos compañeros se lo habían comentado, que se habían cruzado con nosotros, hasta que no nos han visto no se lo terminaban de creer. Aprovechamos para ponernos ropa seca y cambiar de calcetines. Y acto seguido, el ritual de siempre: Roger, Jaur, Pepe Frías y yo, un chato de vino y una tapa de carne con tomate; Pepe Fuentes, una manzanilla caliente …… Madre mía, la que le ha caído encima ha sido «menua» !!!! Le han dado por todos lados al «niño de la manzanilla» !!!!!! Y es que no escarmienta, «primo Pepe», hay que beber vino. Tras una parada de unos 20 minutos degustando el vino, la carne con tomate del Jaime, el jamón y las patatas, nos despedimos y comenzamos la bajada. Decidimos hacer una bajada tranquila hasta el coche por la zona de «las cabras» y a media bajada nos metemos por la vereda para no salir tan atrás y evitarnos un buen tramo de asfalto.

Una vez en la carretera, nos comienza a sobrar todo, guantes, sombrero, braga …. sale el sol y comienza a subir la temperatura. Nos damos la vuelta para una última mirada a la montaña, y ya ha perdido casi toda la nieve, aunque todavía quedan restos muy visibles; pero nada que ver con lo que nosotros hemos pisado …..

Llegamos al coche a las 12:30 de la mañana. Ha sido una ruta corta, pero mucho más intensa que las otras que hemos hecho antes. casi 20 kilómetros, pero con la nieve se han hecho muy duros. Una experiencia más para nosotros, y en particular para mi, que nunca llegué a pensar que me pegaría semejante caminata cubierto de nieve !!!!!

Aquí os dejo el reportaje fotográfico del incombustible Jaur, y el track que ha grabado mi GPS !!!!!!

Nos vemos por las montañas, y acordaos de los  bella y traicionera que es !!!!!!

Caminata desde Felix (08/02/2015) – Fotos

Caminata desde Felix (08/02/2015) – Track

Compartir...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Published by

husky

Esto no es como empieza .... sino como acaba !!!

One thought on “Vivir y entrenar junto al desierto ….”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.